Soy de la quinta del 77, nací y crecí en Madrid, más concretamente en la zona norte de Madrid: Chamartín.

Formación

Estudié en el Colegio Público Arquitecto Gaudí (EGB) primero y después en el Colegio Ramón y Cajal (la época en la que se hacía BUP y después COU). Mi afición por los ordenadores, por el graffiti y el dibujo me llevaron a buscar una carrera donde pudiera hacer lo que me gusta. Entonces acabé en el ESI, Escuela de Sistemas Informáticos, una Escuela que ya no existe en Madrid pero donde tenían una carrera de Dibujo y Diseño Asistido por Ordenador que duraba tres años y que era eminentemente técnica. Allí aprendí todo lo que se sobre diseño vectorial, retoque fotográfico con photoshop, AutoCAD, infografía en 3D con 3DStudio, edición de video con Premiere, autoedición y maquetación… Sin descuidar la formación artística, pintando con carboncillo, acuarela, técnicas mixtas, creación de texturas, conceptos básicos de la teoría del color y fotografía.

Primeros pasitos con Internet y las páginas web

El último año de formación teníamos una asignatura sobre algo muy novedoso entonces: HTML, internet y páginas web. Era una formación muy básica en la que aprendí lo justo y necesario sobre protocolos, normas de netiqueta, qué era el HTML y cómo se desarrollaba una página web. En aquella época se navegaba con módems de 14.400, con suerte de 28.800, que se conectaban directamente a la línea telefónica, si estabas conectado no podías hablar por teléfono, no existía Google ni Facebook, los buscadores eran directorios donde solo estaban las páginas que se daban de alta, el mejor buscador decían que era Altavista, pero el más famoso Yahoo. Servicios como el IRC eran muy populares ya que te permitían conocer a gente en salas de chat. Incluso recuerdo el día que me registré en Skype por primera vez que te enviaban una especie de teléfono para enchufar en la salida de audio y entrada de micro de tu PC. Todo ese mundillo de Internet me fascinaba, tenías cualquier cosa al alcance de unos pocos clicks, entonces me di cuenta que quería dedicarme a esto, que podía juntar todas mis pasiones para ganarme la vida haciendo lo que más me gusta.

Experiencia profesional

Los últimos seis meses en el ESI los pasé trabajando, precisamente en un pequeño ISP donde hice mis primeras páginas web, teníamos como clientes a Seguros Santa Lucía, Vitatron, la Sociedad Española de Cirugía Cardiovascular, Huerta San Vicente  y alguna que otra PYME. Aquí fue donde me dieron mi primera oportunidad y donde aprendí básicamente a hacer páginas web. Yo era el único diseñador, y durante los dos años que duró esta aventura aprendí a manejarme con el FTP, viví el nacimiento de Dreamweaver y empecé a utilizarlo en lugar de Frontpage, apliqué mis conocimientos de maquetación para hacer folletos, todo lo que sabía sobre imagen corporativa, etc. Durante este tiempo me licencié con mención honorífica como 5º mejor alumno de mi promoción, el trabajo de fin de carrera consistía precisamente en una web personal, ya que me dedicaba a ello y estaba aprendiendo a toda velocidad, tenía que aprovechar la ocasión.

Primer contacto con aplicaciones

Después de Euroredes, recibí una oferta de Intesys, empresa que se dedicaba al outsourcing y a desarrollar aplicaciones para otras compañías. Entré para hacerme cargo de su página web, pero a las dos semanas la web ya estaba hecha y el puesto se me quedaba pequeño. Empecé a colaborar con los desarrolladores en poner bonitas esas aplicaciones. Sin saberlo fueron mis primeros pasos en usabilidad. Además en Intesys decidieron dar el paso y crecer en lo que hoy se llamaría una compañía SAAS (Software As A Service), y decidieron crear diferentes productos cerrados como complemento a los desarrollos personalizados. Y dentro de sus servicios empezaron a ofrecer el diseño de páginas web. Así me formé en presentaciones dentro del propio Intesys, fuí a ver a clientes, hicimos propuestas y desarrollamos la imagen de la compañía. Pero entonces, después del boom de las .com, se explotó la burbuja. Intesys se vió obligada a reducir plantilla hasta que en la tercera ronda de despidos me tocó a mi. Más tarde se vieron obligados a cerrar.

Primera experiencia en un portal

Después de un mes y medio en paro, me volvieron a llamar de otra empresa. Gracias a un ex-compañero de Intesys, que entonces entró a trabajar en Golfspain, me pidió que enviara mi Curriculum a su jefe. Dicho y hecho, a los pocos días era el webmaster de Golfspain.com. Seguía haciendo lo mismo, como único diseñador me encargaba de la web y de los anuncios que Golfspain publicaba como agencia de viajes en revistas especializadas de Golf. Además, al ser el portal oficial de la Real Federación Española de Golf, tuve la oportunidad de hacer varias páginas web, como la del Club de Golf Las Rejas de Majadahonda, la del Club de Golf de La Moraleja, la web del Campeonato del Mundo de Golf que se celebró en España, la Asociación de Seniors del Golf, la Asociación de Profesionales del Golf de España. Fueron otros casi tres años intensos y enriquecedores, pero mis ganas de hacer cosas más creativas y la sensación de que había completado un ciclo en Golfspain me llevaron a buscar trabajo en otro sitio.

Creatividad sin recompensa

Encontré una oferta del Club ZED, marca perteneciente a La Netro, el cambio tuvo sus cosas buenas y sus cosas malas. Las buenas, que hice un montón de cosas diferentes y muy creativas, y es que tener que hacer 800 fondos de pantalla para descargas móviles, de diferentes temáticas, videotonos, themes para symbian, animaciones y marcas blancas para algún país europeo desde cero me hacían exprimir mi creatividad, y las malas, precisamente eso, la sensación de que lo que estaban era exprimiéndome. A los seis meses se acabó mi relación laboral con ZED, había hecho de todo allí, a nivel de diseño, incluso de optimización del trabajo para el departamento de contenido. Mi experiencia con photoshop les ayudó a optimizar la manera en la que generaban los wallpapers, haciendolo mucho más efectivo para todos.

5 años dorados

Pasé otro mes en el paro, hasta que me llamaron del Grupo Recoletos. Después de una entrevista de trabajo me ofrecieron trabajar en Marca o en Expansión. En un primer momento pensé en Marca, pero los horarios y el hecho de que en Expansión estaba todo por hacer me hizo cambiar de opinión. Todavía recuerdo mi primer día, un lunes, como según llegue a la redacción me dijeron mis nuevos compañeros “se ha caido vignette”. ¿Vignette? ¿Qué es eso? Pues era, nada más y nada menos que el gestor de contenido de la web, y cuando pasaba eso, no se podían publicar noticias… Un desastre para un periódico online. Así que tranquilamente, busqué una solución “pues lo hacemos a mano”, preparé una plantilla, les expliqué como subir archivos, nombrarlos de manera que parecieran de vignette y a aguantar así hasta que el CMS volviera. A lo largo de la mañana estaba solucionado, pero yo ya había creado mi alternativa para emergencias. Y así empezó una etapa muy divertida y enriquecedora. Trabajar en una redacción es de lo mejor que he hecho en mi vida. En Expansión hice de todo, pero lo más destacable fue el rediseño de la web, involucrando al departamento de desarrollo del entonces Grupo Recoletos. Como, con la ayuda de todos, hicimos crecer la audiencia de la web hasta la barrera del millón de usuarios únicos, además de conseguir un puesto de responsabilidad y tener a 3 diseñadores a mi cargo.

La etapa de Infoempleo

Andrés Álvarez, gerente de Expansión.com se marchó a Infoempleo.com, portal de empleo de Vocento, y me ofreció irme con el. Una oferta muy tentadora, que acepté, y me llevó a conocer el mundo de las ofertas de empleo por dentro, y de cómo afecta la crisis a una empresa. Y es que en plena crisis, con el paro creciendo a un ritmo imparable, para un portal que vive de las ofertas de empleo que publican las empresas, se hace muy dificil sobrevivir. Después de un año y medio, habiendo reducido drásticamente el número de empleados, decidieron “amortizar mi puesto”. Entonces decidí empezar la aventura por mi cuenta.

Emprendiendo

No me considero un emprendedor al uso. La verdad es que a lo largo de mi vida profesional siempre he estado “mareando la perdiz” con proyectos propios que desarrollaba en paralelo. Como HIPHOPFLASH.com, el que fue el primer portal de música rap en castellano, con el que llegué a formar una SL, hoy en día desaparecida, y a tener una audiencia de 3000 visitas al día. Generando ingresos por publicidad y coordinando a un equipo de redactores hasta que el proyecto no dió más de si.

Ahora, mi afición por la bicicleta me ha llevado a crear un portal relacionado con el mundo del ciclismo: Madrid en Bicicleta.

Y, sobretodo, mis proyectos de diseño, usabilidad, y páginas web. Donde pongo toda mi experiencia para ayudar a otras empresas como diseñador, consultor, desarrollador… y lo que necesiten.

Sector Retail

Desde Diciembre de 2013 colaboro con la tienda de bicicletas Karacol Sport en la gestión de su tienda online (www.karacol.es). Es un proyecto que he desarrollado al 100%:

  • Diseño y Usabilidad
  • Toda la parte técnica del SEO
  • Estrategia de Marketing y campañas (configuración, target, análisis, diseño…)
  • Gestión del SEM (coordinando a la agencia Magical Marketing Tour)
  • Supervisión y logística de procesos
  • Atención al cliente (comercial y post-venta tanto por email como a través del chat online)
  • Desarrollo de negocio, seguimiento de KPIs
  • Algunos logros: Facturación media mensual con crecimiento de un 60% (2015), 38% (2016), ratio de conversión global de 3,66%, comercio electrónico 0,42%

Esto me ha dado una experiencia en eCommerce única, que he tenido ocasión de compartir a través de entrevistas a El País (Las tiendas de barrio salen al mundo) o como caso de éxito en el XVII Encuentro del Comercio Vasco.

Aficiones

Soy un apasionado de la fotografía, el arte y el diseño. Además me vuelven loco las bicis. Practico deporte con regularidad. Y me encanta viajar, siempre que el tiempo y el dinero me lo permite. Enamorado de Galicia, sentimiento de Castellonense y “Zaharaui” de adopción, me pierdo por los rincones que visito, buscando fotos que tirar (y nunca son pocas).

Sorry, the comment form is closed at this time.